CAMBIO DE NOMBRE EN AEDES

 

Son momentos de cambio y desde mi visión, siempre optimista, los cambios siempre son para mejor. AEDES se fundó hace 20 años y, desde ese momento, FESPA eligió a esta asociación para representar a nuestro país. El lema de FESPA ha sido siempre “un país, una asociación”. Esta es una de las razones, por las que después de tanto tiempo, AEDES adopte el nombre de FESPA ESPAÑA. Creo que para los asociados a AEDES es una muy buena noticia. Es un cambio de nombre, no de identidad. Un cambio que nos va a favorecer y que nos acerca a la realidad de lo que somos. FESPA nació de la unión de diferentes asociaciones, primero de serigrafía y más tarde, también de impresión digital. Gracias, hay que reconocerlo, a una visión comercial basada en la promoción de ferias y eventos, ha crecido de forma espectacular desde su creación. Fundada a finales de los años 50, contaba tan solo con 13 asociados en la década de los 80 y ahora representa a 37 países, lo que la convierte en el máximo exponente de la serigrafía y la impresión digital a nivel mundial.

Siempre he sido un defensor del asociacionismo, “la unión hace la fuerza”, y lo soy aún más, en estos momentos difíciles para todos. Cierto es que cada uno debe defender su negocio, pero no olvidemos que de la relación con otros compañeros de profesión surgen sinergias que ayudan a mejorar y aumentar la valoración de nuestro trabajo.

Cuando ya se daba por desaparecida la serigrafía, “el digital la sustituirá”, se decía, ahora las empresas que se decantaron solo por la impresión digital tienen miedo de las famosas pantallas… Creo que lo importante es especializarse en una técnica y esforzarse en conseguir la máxima calidad y eficiencia. Hay mercado para todos si sabemos usar la imaginación y desarrollar bien nuestros producto